miércoles, 12 de junio de 2013

Bici, Triodos y buenas noticias

Hoy he tenido el "placer" de volver a visitar la sucursal de Caja España donde habitualmente realizaba mis operaciones bancarias mientras era estafado. El recibimiento de mi tocayo el director de la oficina (para más señas es la 0215, Plaza de las Batallas, Valladolid) ha sido tan frío y seco como mi saludo. Le he entregado el papel que venía en el formulario de ADICAE para solicitar toda la documentación relativa a la contratación de las Obligaciones Subordinadas, ese "elemento híbrido" con el que muchos hemos sido timados. Ha reconocido el formulario como el de la asociación, a pesar de no llevar distintivo alguno (pues es una petición individual), y no me ha parecido que le haya hecho mucha gracia. La verdad es que supongo que está algo nervioso al saber que su puesto de trabajo está siendo proporcionado por una entidad gobernada por ladrones y que en cualquier momento le dejan en la puñetera calle. Personalmente, no voy a lamentarme por ello. Si un director de sucursal no sabía lo que estaban haciendo con esa masiva estafa, o es cómplice o imbécil; en cualquiera de esos dos casos tendría bien merecido quedarse sin trabajo.

Mi bicicleta aparcada frente a la sucursal donde me han estafado. Sin la movilidad que me proporciona, tardaría siglos en hacer todo lo que hago por la ciudad.

Después, para alegrarme un poco la mañana, y esta vez de verdad, visité la oficina de TRIODOS en Valladolid, sita en la Casa Montilla, Calle Acera de Recoletos 2, frente a la fuente de la Plaza Zorrilla. El ambiente es significativamente diferente. Mantuve una amena conversación con una de las gestoras comerciales, a la que agradezco su claridad y su concisión al explicarme los beneficios de la banca ética. Evidentemente, lo que más llama la atención es el bajo interés que proporcionan los depósitos y cuentas en Triodos: para que nos hagamos todos una idea, los intereses de las cuentas en Triodos van desde un 0,10% hasta un 0,90% y los depósitos a plazo fijo desde un 1,30% hasta un 2,40% dependiendo de si se mantienen en un rango entre seis meses y cinco años. Este banco carece de comisiones a cuenta, pero tienes que pagar por tener una tarjeta VISA (me parece muy lógico) y en caso de que realices ciertas transferencias (a partir de la quinta), aunque es un pago de 1€. Esto se debe a que seleccionan qué negocios son susceptibles de recibir crédito, aplicando una serie de valores éticos para determinarlo (respeto al medioambiente, beneficio para la sociedad, y principios en esta línea). Aun no he decidido a qué banco llevar mis pequeños ahorros, los que aun no han sido robados por los cerdos de los políticos y los banqueros, pero de momento Triodos encabeza la lista.

La Casa Montilla, donde está la oficina de Triodos

Tras esta visita, me dirigí a los Juzgados de Primera Instancia de Valladolid, en la Calle Nicolás Salmerón Nº 5, llegando a la Plaza del Caño Argales. Fui a preguntar dónde y cómo podía solicitar el poder notarial judicial para delegar en ADICAE en el tema de la demanda colectiva. Y ahí tuve la traba del día. Me dijeron que al ser un proceso no iniciado aun, tendría que ir al Servicio Común, en los juzgados de la Calle Angustias (buena elección de calle para poner los juzgados). Me dieron el teléfono de la centralita de los juzgados para poder preguntar dónde exactamente tenía que dirigirme (parece que en realidad nadie lo sabe). He llamado varias veces a lo largo de la mañana y no me han atendido, no porque esté comunicando, sino porque no cogen el teléfono. Bueno, con la administración hemos topado. Al menos espero que no estuvieran desayunando, como dicen los chistes de funcionarios administrativos.

Teniendo en cuenta que en algún momento tengo que estudiar y corregir los exámenes de mis alumnos, marché a casa con la sensación de haber hecho poco durante la mañana. Sin embargo, me alegraron el día con una noticia desde Zamora, que paso a enlazar aquí: Un juzgado de la capital anula un contrato de preferentes por "engaño" al cliente. Es un paso importante, pequeño pero importante, porque puede servir para sentar jurisprudencia, y además es un golpe de efecto importante para los timadores y sus protectores políticos. Además del camino judicial, es conveniente seguir con medidas de presión, como la actividad de mañana, que partirá, como cada Jueves, desde la sede de ADICAE (Pasaje de la Marquesina, Calle General Ruiz) a las 11:00 y que recorrerá y presionará en las sucursales de las entidades estafadoras. Lamentablemente, por motivos personales, no podré acudir mañana, aunque espero poder unirme si me da tiempo. De todas formas, os animo a participar.


Con esta buena noticia y este llamamiento termino hoy, y como despedida, espero que todos los jueces que se ocupen de dictaminar sobre estas estafas sean tan duros y contundentes como el que más, y dejen más secos que el Sahara a los tahúres políticos y banqueros que han urdido este engaño sin calificaciones. Que no sólo pierdan su dinero, sino también todo apoyo social, toda amista, toda ilusión y cualquier atisbo de ganas de vivir.

Hasta la próxima.